Autoridades de los Estados Unidos, habrían compartido información altamente clasificada y evidencias OVNI con el gobierno canadiense, que no habría revelado al público. Ya que a la sesión privada de la Oficina de Investigación de los incidentes de OVNI del Pentágono, ocurrida el 22 de febrero de este mismo año, asistieron funcionarios de la defensa e inteligencia canadiense, los cuales se enteraron de todos los detalles que no se hicieron públicos, sobre la presencia OVNI Extraterrestre en nuestro planeta.

“Los funcionarios de la Fuerza de Trabajo de UAPs del Departamento de Defensa y el Gerente Nacional de Inteligencia para la Aviación, se reunieron con funcionarios del Departamento de Defensa Nacional, y la Real Fuerza Aérea Canadiense, el 22 de febrero de 2022, como parte de nuestra asociación continua sobre seguridad del espacio aéreo, para incluir fenómenos aéreos no identificados”, Susan Gough. Portavoz del Departamento de Defensa.

La sesión fue dirigida por un Oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea que contribuyó a redactar el informe presentado al Congreso, sobre los recientes avistamientos militares estadounidenses de fenómenos aéreos no identificados, o UAPs, término que las autoridades estadounidenses emplean para describir lo que se conoce más comúnmente como objetos voladores no identificados. Aunque el Departamento de Defensa Nacional de Canadá, no podía hacer comentarios sobre el tema antes de su publicación por las autoridades estadounidenses. Al respecto, miembros del Parlamento canadiense aseguraron que su gobierno necesita implementar un plan científico, para identificar los orígenes y la intención de los UAPs.

Por su parte, el ejército canadiense respondió a los parlamentarios que de forma rutinaria, normalmente no investiga los avistamientos de fenómenos desconocidos o inexplicables, fuera del contexto de la investigación de amenazas creíbles, amenazas potenciales o posibles. Por lo que las autoridades de los Estados Unidos, habrían compartido información altamente clasificada y evidencias OVNI con el gobierno canadiense, que no habría revelado al público.