Los beneficios y propiedades de la col para la salud son amplios: desde su riqueza en vitaminas, propiedades antiinflamatorias, capacidad de reducir la hipertensión, etc. La col es un cultivo habitual en las huertas europeas, y últimamente también en la de los países orientales, durante la estación de otoño. Tuvo mucha importancia en las épocas de guerra, posguerra y crisis económicas, ya que fue el alimento de millones de personas por su facilidad para cocinarla y obtenerla, informa el portal ‘Lifeder.com’.

Su composición rica en vitaminas (C,K,B3,B9…), minerales (calcio, flúor, magnesio, fósforo, azufre, boro, bromo, aluminio y bario), hidratos de carbono, fibra y proteínas convenció a los distintos pueblos para que formase parte de sus dietas habituales.

A pesar de que la naranja es el primer pensamiento que se viene a la cabeza cuando hablamos de vitamina C, son las coles las que aportan un mayor porcentaje. Por lo tanto, si una persona toma la misma cantidad de col que de naranja obtendrá más cantidad de vitamina C de la planta de la familia de las Brasicáceas. Tomar col en cualquiera de sus diferentes tipos fortalece el sistema inmunológico, mejora la circulación de la sangre y ayuda a prevenir los problemas cardíacos, como por ejemplo, los infartos.

El cáncer está cada vez más extendida en la sociedad y consumir coles dos veces a la semana puede reducir el riesgo de padecerlo. Además, la forma más efectiva para prevenirlo es que se consuma en ensalada porque es su estado más natural. También las hojas de las coles actúan como un anti-inflamatorio natural para reducir la inflamación de cualquier tejido del cuerpo. Al ser natural, el proceso no es invasivo ni tiene efectos secundarios.

Una de las funciones de la col es que ayuda a superar problemas intestinales como la diarrea, ya que es un alimento que favorece el estreñimiento. Además, alivia el malestar general gracias a sus propiedades saludables y naturales. Otro de los beneficios de la col es el de la pérdida de peso de forma natural gracias a que es bajo en calorías y a la cantidad de vitaminas, minerales y nutrientes con los que cuenta.