La compañía estadounidense SpaceX ha conseguido este martes hacer despegar con éxito el prototipo de su nave espacial Starship SN5, desarrollada para vuelos interplanetarios y con la que la firma de Elon Musk planea colonizar Marte. El quinto prototipo de Starship de acero inoxidable se elevó al cielo la tarde de este 4 de agosto durante su primer vuelo de prueba, realizado en Boca Chica (Texas, EE.UU.), reportó ‘RT’. La nave alzó vuelo durante unos 40 segundos y alcanzó una altura máxima de aproximadamente 150 metros. Poco después, desplegó sus patas de aterrizaje mientras descendía y tomó tierra según lo planeado.

“Marte parece real”, escribió Musk en Twitter después de la exitosa prueba.

El despegue del SN5 se convierte en un gran logro para SpaceX en sus planes para llegar al planeta rojo después de que sus versiones antecesoras explotaran durante las pruebas de presurización o de encendido del motor. Las naves Starship han sido diseñadas con el fin de transportar cargas y personas a la Luna y a Marte. Cada una sería capaz de trasladar cargas de más de 100 toneladas y 100 pasajeros a la vez, según la compañía.

 

 

Para que la Starship pueda liberarse del control gravitacional de la Tierra necesitará de la ayuda de un cohete gigante llamado Super Heavy, que estará impulsado por 31 motores Raptor. Ambos vehículos serán reutilizables, lo que permitirá abaratar el costo de los vuelos espaciales. Este acontecimiento se produce días después de otro hito para SpaceX, cuando dos astronautas de la NASA regresaron a la Tierra a bordo de la cápsula espacial Crew Dragon tras completar su trabajo en la Estación Espacial Internacional (EEI), en lo que constituyó la primera misión tripulada privada de la historia.