La caza mayor ha sido una fuente de preocupación cada vez mayor para los defensores de los animales en las más diversas partes del mundo, por poner en riesgo de extinción a varias especies.

Ahora, una campaña internacional lanzada hace poco se propone salvar a un raro león que próximamente va a ser subastado y podría acabar muerto bajo las balas de los cazadores, informa el portal ‘Lad Bible’.

Mufasa, un león blanco, fue capturado junto con otra cria, Soraya, hace tres años. Wild for Life, un asilo animal donde ambos han sido retenidos todo este tiempo, fue notificado por vía telefónica de que las autoridades sudafricanas decidieron vender a Mufasa en una subasta. El asilo ahora está recaudando fondos para apelar esa decisión en un juicio.

 

 

Wild for Life precisó que Mufasa ha sido sometido a vasectomía, por lo que no puede reproducirse. “Por eso queda solo una opción para él [conforme a las autoridades]”, dijeron sus voceros, y explicaron que los “leones han sido matados en grandes cantidades para exportar sus huesos a Oriente”.

Entre tanto, más de 200.000 personas han firmado una petición a las autoridades de Sudáfrica para que se revoquen los planes de subastarlo.

“Los funcionarios ambientalistas han rechazado que Mufasa sea trasladado a un asilo que ha ofrecido cuidar de ambos, Mufasa y Soraya, gratuitamente”, reza la petición.

Los leones blancos se encuentran en el foco de atención de los conservacionistas por ser una subespecie en peligro de extinción. En todo el planeta quedan solo 300 de ellos, incluyendo apenas 13 en vida silvestre.

Ricky Gervais, comediante y defensor de los animales, alertó a sus seguidores sobre la difícil situación de Mufasa: “Vergüenza por el miserable sádico que pague dinero para disparar a este animal, y por el cobarde que también acepte. Ambos son un cero a la izquierda”, tuiteó.