Un bebé nacido en una familia aristocrática austriaca en el siglo XVII padecía deficiencia nutricional extrema y al parecer murió de neumonía, según una “autopsia virtual” del cuerpo momificado del menor realizado por un equipo de científicos en Alemania, reporta RT.

El niño fue encontrado dentro de un ataúd de madera en una cripta familiar reservada para los condes de Starhemberg, donde habría sido enterrado entre mediados de los siglos XVI y XVII. El lugar tenía un suministro constante de aire y una temperatura estable, lo que probablemente contribuyó a que el cuerpo del bebé se secara, detalla el estudio publicado este miércoles en la revista Frontiers in Medicine.

El equipo liderado por el doctor Andreas Nerlich de la Clínica Académica Munich-Bogenhausen realizó una tomografía computarizada y pruebas de radiocarbono para tratar de entender quién era el niño y las causas de su deceso. El cuerpo del menor de entre 10 y 18 meses, sorprendentemente bien conservado, reveló deformaciones en las articulaciones de las costillas típicas del raquitismo, deficiencia de vitamina D, así como considerables capas de grasa.

Además, los hallazgos sugieren que casi no tuvo exposición a la luz solar y tenía una inflamación de los pulmones característica de la neumonía, lo que lo llevó a la muerte. Según Nerlich, aunque “este es solo un caso”, los hallazgos del estudio son relevantes. “Como sabemos que las tasas de mortalidad infantil temprana generalmente eran muy altas en ese momento, nuestras observaciones pueden tener un impacto considerable en la reconstrucción general de la vida de los bebés, incluso en las clases sociales más altas”, afirmó.

A pesar de que el niño fue sobrealimentado, padecía desnutrición severa. “La combinación de obesidad con una deficiencia vitamínica grave solo puede explicarse por un estado nutricional generalmente ‘bueno’ junto con una falta casi total de exposición a la luz solar”, explicó el investigador. En este sentido, aseguró que se debe “reconsiderar las condiciones de vida de los infantes de la alta aristocracia de poblaciones anteriores”.