Científicos han determinado la causa por la que habría muerto un campesino sueco hace más de 660 años. Sus restos fueron descubiertos en una fosa junto con los de 1.800 guerreros fallecidos en la batalla de Visby, librada en 1361 en la isla de Gotland, entre las fuerzas del rey danés y campesinos locales suecos. La reconstrucción facial muestra que, posiblemente, haya muerto por una herida de hacha en el rostro, según Live Science.

La cara tiene una profunda fisura diagonal que se extiende desde el lado inferior izquierdo de la mandíbula hasta la cavidad hueca donde estaba la nariz. La fuerza de impacto del arma fue tan grande que le arrancó varios dientes al hombre. El experto en gráficos 3D Cícero Moraes, que ayudó a los arqueólogos a reconstruir el rostro, publicó su trabajo en el portal brasileño OrtogOnLineMag.

Los especialistas utilizaron fotogrametría y escanearon los hallazgos. A partir de los datos obtenidos, Moraes creó dos modelos digitales 3D de la cara. “Entre las opciones de armas que podrían haber sido utilizadas, el hacha parecía la más convincente”, Moraes explicó por mail a Live Science. Y agregó “entonces, modelé un hacha y la coloqué sobre el hueso. Es difícil saber si lo mató, pero ciertamente le hizo mucho daño al tejido blando”.

“Muchos [de los] guerreros de Gotland [eran] milicianos rurales sin experiencia y fueron masacrados por el ejército danés, cuyos cuadros estaban compuestos mayoritariamente por mercenarios bien entrenados. Hubo tantos muertos [en el campo de batalla] que la mayoría fue enterrada con toda su ropa, generando asombro en los arqueólogos que realizaron las primeras excavaciones”, sostuvo Moraes.

Después de la batalla, los ciudadanos de Visby, la capital de la isla, se rindieron para evitar una masacre. El victorioso rey Valdemar IV derribó parte de las murallas que protegían la ciudad y colocó tres grandes barriles, de los que usualmente se usaban para cerveza, amenazando con que entregaría la ciudad a los guerreros para su saqueo total, si a los tres días los toneles no aparecían llenos de plata y oro. Al segundo día, ya estaban llenos… Sin embargo, tanto Suecia como Dinamarca continuaron con las disputas por la isla hasta que el ejército danés fue derrotado y la corona sueca recuperó su dominio en 1365.