Algunos tratamientos tradicionales, que utilizan plantas con propiedades antiinflamatorias, también pueden ayudar a aliviar el dolor de algunos padecimientos. El aloe vera, también conocido como sábila, es uno de los ingredientes más comunes en la medicina natural. La boswellia es una hierba originaria de la India posee propiedades antiinflamatorias, además, contribuye en el alivio de la sensación de dolor.

Por otra parte, la uña de gato tradicionalmente, ha sido utilizada como antiinflamatorio. Sin embargo, tiene algunos efectos secundarios asociados, como náuseas, mareos, presión arterial baja y dolor de cabeza. En ese sentido, al igual que con las demás opciones de medicina alternativa, es clave consultar previamente con un experto. El extracto de eucalipto se usa en remedios tópicos para tratar el dolor de la artritis. Algunas personas las usan en compresas calientes para maximizar el efecto.

También el té verde contiene antioxidantes que pueden ayudar a contrarrestar la inflamación. Se puede consumir como bebida, en polvo para rociar los alimentos o agregarlo a batidos o a manera de suplemento. Finalmente, la cúrcuma es un polvo amarillo hecho de una planta con flores y tiene grandes propiedades antiinflamatorias, divulgo el portal ‘Semana’.