Unos 730 millones de años después del ‘big bang’, las galaxias emitían una radiación ionizante extremadamente fuerte, lo que podría haber condicionado la llamada época de reionización del hidrógeno, durante la cual se crearon las estrellas que existen hoy, concluyó un nuevo estudio de un equipo internacional de investigadores.

Antes de la ionización, los átomos de hidrógeno detenían las ondas de luz que, por lo tanto, no podían propagarse efectivamente. Sin embargo, las colisiones los despojaban de electrones, ionizándolos.

La causa de esas ondas “es una de las mayores preguntas abiertas en la cosmología observacional”, cita el comunicado de la ‘NASA’, divulgado este miércoles, a Stephane De Barros, quien forma parte de los autores del estudio. “Sabemos qué sucedió, ¿pero qué lo causó? Esos nuevos hallazgos podrían ser un gran indicio”, dijo.

Para descifrar el enigma, los astrónomos examinaron 135 galaxias que están a distancias de más de 13.000 millones de años luz de nuestro planeta, y que por ende se perciben como si vivieran hasta ahora en el período de la reionización.

Encontraron que son particularmente brillantes en dos longitudes específicas de ondas infrarrojas, que se emiten durante la colisión de la radiación ionizante con hidrógeno y oxígeno dentro de las galaxias. Concluyeron que los conjuntos antiguos de materia fueron dominados por estrellas compuestas fundamentalmente de elementos ligeros, es decir, hidrógeno y helio, por lo que contaban con una proporción mucho menor de elementos pesados que las estrellas modernas.

Los resultados obtenidos por los cosmólogos “son ciertamente otro paso para resolver el misterio de la reionización cósmica”, comentó un coautor del estudio, Pascal Oesch.

“Ahora sabemos que las condiciones físicas en esas primeras galaxias eran muy diferentes de las de las galaxias típicas de hoy “, agregó el científico.

La naturaleza de las galaxias antiguas será estudiada más a fondo por el telescopio espacial James Webb de la NASA, cuyo lanzamiento está previsto para 2021, precisa la agencia.