Las pirámides de la Antártida, que recuerdan a las egipcias, ocupan las mentes de muchos internautas y de algunos investigadores desde hace más de tres años.

Así, algunos consideran que son pruebas de la existencia de antiguas civilizaciones, mientras que algunos especulan con que sean obra de los extraterrestres.

Yulia Tróitskaya, periodista de la ‘agencia rusa RT’, ha investigado qué pueden ser esas misteriosas formaciones.

La noticia sobre las pirámides en la Antártida, supuestamente creadas de manera artificial, se difundió en Internet en 2013. La principal prueba eran unas imágenes intrigantes, que iban acompañadas con pequeños textos explicativos.

Tróitskaya destaca que en el video aparece el logotipo de Alien Disclosure Group (ADG), un colectivo científico del Reino Unido especializado en la revelación de documentos secretos sobre ovnis y tecnología extraterrestre. Así, el autor del documento es Stephen Hannard, uno de los miembros de la comunidad que, según la periodista, ha sido criticado en repetidas ocasiones por proporcionar pruebas falsas sobre la existencia de ovnis.

El geólogo Yuri Kozlov y el geomorfólogo Konstantín Loviaguin estiman que la inusual forma piramidal de la montaña es resultado de una combinación de la erosión y la forma natural del objeto.

Loviaguin subraya que no se trata de un fenómeno único, ya que se debe a la composición mineralógica de las rocas y se puede encontrar en diferentes lugares de la Tierra.

Por ejemplo, se pueden observar otras montañas piramidales en Italia o en los Cárpatos, concluye Yulia Tróitskaya.