El pasado miércoles, un alto funcionario del gobierno ruso planteó la posibilidad de que Moscú pueda derribar satélites comerciales occidentales que se utilizan para ayudar al esfuerzo bélico de Ucrania. Situación que aumentaría el riesgo de una confrontación directa entre Rusia y Occidente.

“El uso de satélites occidentales para ayudar al esfuerzo bélico de Ucrania, es una tendencia extremadamente peligrosa. Estamos hablando de la participación de componentes de la infraestructura espacial civil, incluida la comercial, por parte de Estados Unidos y sus aliados en conflictos armados”. e, alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

El funcionario ruso no especificó a qué satélites comerciales se refería, pero la constelación de satélites Starlink, desplegados por la compañía SpaceX de Elon Musk, están desempeñando un papel importante en las comunicaciones para el ejército ucraniano que lucha contra la invasión de Rusia. En 2021, Rusia lanzó un misil antisatélite para destruir uno de sus propios satélites, haciendo alarde de sus capacidades militares.

Por su parte, ante la amenaza rusa, la Casa Blanca afirmó este jueves, que los Estados Unidos respondería de manera apropiada a cualquier ataque ruso, contra satélites comerciales estadounidenses. “Cualquier ataque a la infraestructura estadounidense, recibirá una respuesta apropiada de la manera adecuada, Estados Unidos responsabilizará a Rusia por cualquier ataque de este tipo, en caso de que ocurra”. John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Kirby concluyó que lo único que es provocativo en este momento y peligroso, es la guerra de Rusia en Ucrania, y la forma en que están llevando a cabo esa guerra, reportó Barrons.