Un grupo de científicos de la Universidad de Maastricht (Países Bajos) ha descubierto que las secreciones del sapo del río Colorado o del desierto (Incilius alvarius), un veneno con fuerte poder alucinógeno y de uso prohibido, son además un eficaz medio para mejorar la salud mental, informa ‘ScienceAlert’. Se trata de una especie anfibia que se distribuye por el suroeste de EE.UU. y el noroeste de México.

El estudio de los investigadores neerlandeses, que acaba de publicarse en la revista ‘Psychopharmacology’, asegura que la inhalación del compuesto pulverizado de la secreción denominada 5-metoxi-N, N-dimetiltriptamina (5-MeO-DMT) acarrea una mayor satisfacción con la vida, una mejor atención y una disminución de síntomas psicopatológicos. Y precisa que los efectos duran cuatro semanas.

Para investigarlo, 42 voluntarios fueron sometidos a pruebas de este compuesto de manera controlada. “Una encuesta reciente entre usuarios de 5-MeO-DMT indicó que la mayoría de los encuestados usaron 5-MeO-DMT para su exploración espiritual e informaron de experiencias de tipo místico de intensidad moderada a alta,” explicaron los investigadores.

“Curiosamente, los encuestados que reportaron un trastorno psiquiátrico mencionaron que 5-MeO-DMT les había ayudado a reducir sus síntomas de ansiedad, depresión y estrés postraumático, o que resultó un tratamiento eficaz del alcoholismo y el abuso de drogas”, sugiere el estudio que promete desembocar en el surgimiento de un fármaco eficaz.