La ‘Agencia Espacial Europea’ publicó una imagen del iceberg A-68 en el sur del océano Atlántico, tomada el 5 de julio, casi tres años después de su separación de la plataforma de hielo antártica Larsen C.

 

 

Durante los dos primeros años, A-68 flotaba cerca de las costas de la barrera, pero recientemente su movimiento se ha acelerado. El satélite Copérnico Sentinel-1 detectó el iceberg cerca de las islas Orcadas del Sur, a 1.050 kilómetros del sitio donde se escindió en julio de 2017. Para observar los cambios en su tamaño y posición en el océano, el dispositivo espacial continúa enviando imágenes a pesar de la oscuridad debido al tiempo invernal en la zona.

Al fracturarse de la plataforma glacial, A-68 poseía una superficie de casi 6.000 kilómetros cuadrados, poco más que la isla caribeña de Trinidad, aunque luego perdió grandes partes de hielo debido a rupturas internas. A pesar de pertenecer a los icebergs más grandes registrados, se lo considera muy fino, con una capa de hielo de unos 200 metros. Un mapa que muestra el recorrido del iceberg A-68 en tres años, desde la barrera de hielo Larsen C hasta su posición en el sur del océano Atlántico.