Marte presenta toda clase de peligros para la vida humana, como la exposición a la radiación, temperaturas bajo cero y una atmósfera delgada con solo rastros de oxígeno. Si los astronautas finalmente visitan el planeta, cualquier mínimo error de la misión podría ser fatal. Debido a ello, los científicos están realizando diversas simulaciones en la Tierra para anticipar mejor lo que podría salir mal.

Durante casi todo el mes octubre, seis astronautas vivieron en un pequeño campamento base y llevaron a cabo experimentos en el desierto de Negev en Israel. La tierra roja y el terreno rocoso se parecen mucho al paisaje marciano; sin embargo, las temperaturas son mucho más agradables, rondando entre los 25 a 30 grados centígrados, comparados con los -62 grados en promedio, del planeta rojo. Las viviendas del grupo, son una estructura de 396 metros cuadrados alimentada con energía solar y también se emplean como laboratorio. En el interior, los astronautas duermen en literas y tienen acceso a una pequeña cocina. Si se aventuran a salir, deben usar trajes espaciales simulados.

 

 

El proyecto, llamado AMADEE-20, es un esfuerzo conjunto entre el Foro Espacial Austriaco, la Agencia Espacial de Israel y el centro de investigación local israelí D-MARS. Originalmente estaba programado para 2020, pero se pospuso debido a la pandemia. Los astronautas, junto con un equipo de ingenieros y científicos, realizaron más de 20 experimentos en el lugar. Dado que muy pocos seres humanos han estado en el sitio específico donde se encuentra el proyecto, el equipo observará si las bacterias de sus cuerpos y equipos contaminan a los microbios locales, una señal de que podría suceder lo mismo con las posibles criaturas marcianas, lo que podría ser catastrófico para estas formas de vida extraterrestres.

También probaron nuevas tecnologías como drones autónomos y vehículos que funcionan con energía solar y eólica y sirven para trazar mapas del terreno desértico. Tecnologías que podrían ser de gran ayuda durante las primeras misiones tripuladas al planeta rojo.