Decenas de obras de Cézanne, Van Gogh, Picasso y otros reconocidos artistas recaudaron este miércoles 1.500 millones de dólares en una subasta de Christie’s en Nueva York que ofreció a los admiradores de la pintura y escultura una parte de la vasta colección de arte reunida por el difunto cofundador de Microsoft, Paul Allen.

Durante el evento, 60 piezas subastadas alcanzaron un valor total de 1.506.386.000 dólares, convirtiendo a la colección de Allen en la más valiosa de la historia. Cinco cuadros se vendieron por encima de los 100 millones de dólares, detalla la casa de subastas en un comunicado. La venta continuó el jueves con una segunda puja por 95 obras, que recaudaron casi 116 millones de dólares. De acuerdo con los deseos del magnate, fallecido en 2018, la recaudación de esta histórica serie de ventas, que asciende a 1.622 millones de dólares, se donará a causas filantrópicas.

Varias de las ofertas ganadoras batieron récords anteriores para artistas individuales y muchas superaron los precios de venta esperados estimados por Christie’s. Entre las obras más caras vendidas estuvo ‘Las modelos’ (‘Les Poseuses’, en francés) del pionero del puntillismo Georges Seurat, un óleo sobre lienzo de 1888 que representa a tres mujeres desnudas. Su precio fue de 149,2 millones de dólares, incluidos los honorarios, un récord para una obra de este artista.