El telescopio espacial Hubble de la NASA ha logrado captar una nebulosa planetaria en la constelación de Orión, que se parece a una medusa y hasta a un grano de café gigante.

En realidad, este objeto llamado NGC 2022 es una gran esfera de gas en el espacio que fue expulsada por una estrella que envejece. Esta estrella es visible en el centrode la citada esfera, brillando a través de los gases que mantuvo durante la mayor parte de su vida estelar.

 

 

Cuando las estrellas como el Sol envejecen, se expanden y brillan: los llamados gigantes rojos luego comienzan a perder sus capas externas de material en el espacio. Más de la mitad de la masa de una estrella puede ser eliminada de esta manera, formando una capa de gas circundante, según explica Hubble en su sitio web.

Al mismo tiempo, el núcleo de la estrella se encoge y se calienta, emitiendo luz ultravioleta que hace que brillen los gases expulsados.