El proyecto de Tesla para construir un barrio solar en Austin, Texas, dio un paso adelante, ya que la compañía de Elon Musk comenzó a planificar las nuevas instalaciones de techos solares en las viviendas.

En esas propiedades, según Electrek, Tesla está desplegando techos solares y baterías Powerwall. El desarrollo, que incluye 12.000 casas en el vecindario de Easton Park, comenzó hace más de un año, luego de la firma de un acuerdo para la instalación de esos dispositivos “a gran escala”. Las propiedades también contarán con estaciones de carga para vehículos eléctricos.

De acuerdo con la publicación, que cita a fuentes familiarizadas con el tema, Tesla comenzó a planificar nuevas instalaciones de techos solares para el último trimestre de este año. Uno de los habitantes del barrio, identificado como Mario D., contó que decidió optar por el equipamiento de Tesla tras hacer un análisis del costo y el beneficio, y como produce más electricidad que la que necesita, puede vender el remanente a la red pública. “Puedo generar ingresos pasivos a largo plazo utilizando los mismos hábitos de ahorro de energía que ya tengo”, afirmó.

El proyecto es desarrollado por Tesla Energy, Brookfield Asset Management y la compañía de desarrollo inmobiliario Dacra, con la intención de crear un nuevo modelo para proyectos de viviendas sostenibles a gran escala. “Las instalaciones solares vecinales en todos los tipos de viviendas remodelarán la forma en que vive la gente”, afirmó Musk, quien agregó: “Los comentarios que obtengamos de los productos solares y de baterías utilizados en esta comunidad afectarán la forma en que desarrollamos y lanzamos nuevos productos”.