Una nueva cámara equipada con Inteligencia Artificial, ubicada en un observatorio hasta ahora no revelado, los científicos buscarán objetos voladores no identificados que viajen en el Sistema Solar. El dispositivo utiliza potentes lentes e inteligencia artificial para rastrear objetos misteriosos que pasan cerca de la Tierra, informó Daily Star.

Hace cinco años, el objeto espacial conocido como Oumuamua, pasó a más de 300 mil km/h, cerca de nosotros. Pero solo se captó por casualidad, 40 días después de pasar cerca del Sol, perdiendo con ello, toda oportunidad de estudiarlo de cerca. Al respecto, el astrofísico de la Universidad de Harvard, el Dr. Avi Loeb, mencionó que es conocido no solo por su extraña forma y comportamiento, sino también por su gran tamaño, de alrededor de 230 metros, lo que permitió identificarlo con la tecnología actual.

Por lo que es lo suficientemente grande como para que el Dr. Loeb lo considerara una posible una nave espacial tripulada. Pero los astrónomos de Harvard concluyeron que la gran mayoría de los objetos alienígenas, seríann diminutos, probablemente de no más de un metro de diámetro. Probablemente haya un millón de estos últimos, por cada objeto del tamaño de Oumuamua, explicó Loeb.

Localizar estos objetos y examinarlos de cerca, sería extremadamente difícil. Tuvimos suerte con Oumuamua, porque es muy grande, muy brillante y pasó a sólo unos 21 millones de kilómetros de la Tierra. Pero el sistema solar tiene más de 14,000 millones de kilómetros. Y Proxima Centauri, la estrella más cercana, está a más de 40 billones de kilómetros de distancia. Por lo que la inmensa mayoría de los objetos interestelares, incluso aquellos que cruzan la zona habitable de nuestro sistema solar, serán mucho más difíciles de encontrar que Oumuamua.