Un equipo de científicos del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica en Francia y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud demostró que una dieta que incluya alimentos con poca calidad nutricional es asociada con un mayor riesgo de desarrollar cáncer.

El estudio publicado en la revista especializada ‘PLOS Medicine’ tiene como la finalidad de ayudar a los consumidores europeos a elegir mejor sus alimentos, se está considerando colocar una nueva etiqueta con cinco colores diferentes que refleje la calidad nutricional de los comestibles. Ante el aumento considerable de casos de cáncer, los científicos han puesto especial énfasis en la calidad de los alimentos procesados que se consumen en la comunidad de países europeos.

La nueva etiqueta llamada “Nutri-Score”, está basada en el Sistema de Perfiles de Nutrientes de la Agencia Británica de Normas Alimentarias (FSAm-NPS por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el estudio, el consumo de productos alimenticios con un puntaje más alto de FSAm-NPS, es decir, que poseen una menor calidad nutricional, fueron asociados con un mayor riesgo de cáncer. Los científicos aseguran que estos resultados respaldan la relevancia del sistema FSAm-NPS para el establecimiento de perfiles de nutrientes en las etiquetas nutricionales al frente de los productos, así como para otras medidas nutricionales de salud pública.