En Francia los científicos espaciales decidieron aprovechar del confinamiento por el coronavirus para hacer un ensayo que imitaría una misión a Marte dentro de una nave espacial, informó ‘Reuters’.

En el experimento participan 60 estudiantes voluntarios de la ciudad francesa de Toulouse, que están encerrados en los dormitorios de sus residencias universitarias y se encuentran en las condiciones que en teoría podrían experimentar en una misión espacial larga.

La idea de llevar a cabo el experimento se le ocurrió a la investigadora espacial Stephanie Lizy-Destrez cuando el Gobierno francés impuso restricciones de movimiento para frenar la propagación del virus. Desde luego no se trata de una simulación exacta del vuelo espacial, ya que la residencia estudiantil no tiene el equipamiento adecuado, pero en cambio los participantes realizan tareas informáticas como pruebas de memoria y pruebas de agilidad mental. Además llevan un diario y cada cinco días deben completar un cuestionario.

Según Lizy-Destrez, la profesora de ingeniería de sistemas espaciales en ISAE-SUPAERO, un instituto aeronáutico-espacial del sur de Francia, los estudiantes tienen un conjunto de motivaciones diferente al de los verdaderos astronautas. “En el caso de los participantes en el experimento en el campus, se les impuso el confinamiento”, dijo. Sin embargo la dimensión de sus habitaciones, que miden 12 metros cuadrados, y la limitación de sus actividades hacen que vivan en unas condiciones similares a las que pueden encontrar las personas en el espacio. Aunque los estudiantes pueden interrumpir su viaje espacial virtual para realizar una salida diaria.

A pesar de ese permiso diario, los estudiantes están en un ambiente que permite a los científicos comprender mejor los efectos psicológicos adversos que podrían experimentar los astronautas en una misión a Marte. Los ensayos de viajes espaciales se llevan a cabo sistemáticamente en diferentes países.