Científicos estudiarán las formas de vida en un ventilador hidrotermal bajo 4 kilómetros de hielo en el Ártico, en uno de los campos hidrotermales más profundos de la Tierra, descubierto en 2014, para conocer el tipo de vida que podrían encontrar en las lunas Encelado y Europa.

Los científicos estudiaran el ventilador Aurora, el cual es un monte submarino que se encuentra entre Groenlandia y Siberia. A medida que las placas tectónicas se ensanchan, el agua de mar se filtra a través de las grietas de la corteza terrestre, donde el magma la calienta a temperaturas tan altas como 400 grados Centígrados. El calor desencadena reacciones químicas que eliminan el oxígeno y otros productos químicos del agua, que luego se dispara de nuevo al océano. En un proceso que se llama ventilación hidrotermal. Aquí, los investigadores descubrieron un laboratorio natural y prístino para estudiar la geología de la zona y su capacidad para albergar respiraderos hidrotermales durante largos períodos de tiempo, un aspecto importante para que la vida comience en las profundidades de los océanos atrapados en el hielo.

Los científicos piensan que un proceso similar se desarrolla en algunas lunas heladas, en particular en la luna de Saturno, Encélado. Donde la misión Cassini de la NASA, captó plumas de agua que salían de la corteza helada del hemisferio sur, que confirma que la existencia de enormes cantidades de agua líquida en su interior. También, el equipo descubrió que el campo hidrotermal de Aurora contiene altos niveles de oro, cobre y metano. Este último químico es un hallazgo particularmente emocionante, porque la sonda Cassini detectó metano en los penachos de Encélado, lo que podría sugerir la existencia de respiraderos hidrotermales similares en aguas profundas.

Al igual que el campo Aurora en el Ártico, las rejillas de ventilación del fondo marino en Encélado también se encuentran en rocas ultramáficas, y los científicos piensan que los respiraderos podrían desempeñar un papel importante en la descarga de minerales del núcleo de la luna a su océano interior, minerales que son cruciales para la vida. Por lo que las formas de vida que se encuentran en el ventilador hidrotermal Aurora, podrían ser similares a las que se habiten en las lunas congeladas de Encelado y Europa.